Recorriendo Montevideo: Ciudad Vieja

El casco histórico de Montevideo, que actualmente conforma el barrio conocido como Ciudad Vieja; combina por estos días una intensa actividad, recibiendo no solo a un gran número de turistas, sino también a miles de personas que trabajan en las empresas y entes públicos que tienen sus oficinas allí, además de los que prestan servicio en locales gastronómicos y de entretenimiento.

Todo este sector de Montevideo estuvo rodeado por una muralla hasta 1829, año en el que se puso en marcha un plan de desarrollo y crecimiento para la capital uruguaya. Entre los pocos vestigios de la antigua ciudad, aún es posible observar la llamada “Puerta de la Ciudadela”, que fue reconstruida próxima a la Plaza Independencia y marcando el comienzo de la Peatonal Sarandí.


Como centro de la Ciudad Vieja se encuentra la conocida popularmente como Plaza Matriz, aunque su nombre real es Plaza de la Constitución (en homenaje a la Carta Magna española de 1812), que en la época colonial representaba el único espacio público abierto del lugar.

Además del atractivo propio de la plaza, que cuenta por ejemplo con una fuente diseñada por el arquitecto italiano Juan Ferrari, que data de 1871; en los alrededores se encuentran el Cabildo de Montevideo y la Catedral de la ciudad, también llamada Iglesia Matriz.

Una recorrida por la Ciudad Vieja de Montevideo permite encontrar otros testimonios de la historia: Teatro Solis (inaugurado en 1856); Palacio Taranco (data de 1910), que actualmente es sede del Museo de Artes Decorativas; Museo de Arte Precolombino e Indígena (instalado en un edificio inaugurado en 1888); Museo Torres García; y la Plaza Zabala (inaugurada en 1890).

Aunque la oferta gastronómica de la zona es muy completa, los turistas suelen aprovechar la ocasión para recorrer algunas cuadras con rumbo hacia el puerto de la ciudad, lugar donde se encuentra ubicado el más que famoso Mercado del Puerto de Montevideo.